top of page

Arte navideño con sabor a México. Por: Minette Argüello


Alejandro Rangel, tarjeta navideña de México S. XIX, de la serie la navidad en el mundo. 1962-1963.


Se acerca la celebración de la navidad y qué mejor manera de celebrarla que aludiendo al talento de artistas y artesanos mexicanos, que con su admirable trabajo resaltan la autenticidad de la cultura y tradiciones de nuestro país. En este texto se destaca el trabajo de un artista de Colima que se volvió uno de los más prolíficos y representativos de su entidad, cuyas imágenes gozan de una estética muy interesante para nutrir la iconografía de la navidad.

Alejandro Rangel Hidalgo nace un 2 de febrero de 1923 en la ciudad de Colima, proveniente de una acomodada familia en la que su madre se desempeñó por nutrirlo culturalmente. Rangel manifiesta desde muy temprana edad un gran interés por las artes, en especial por la pintura, aunque su inquietud creativa le lleva a desarrollarse multifacéticamente en actividades como el diseño de muebles, la herrería, la ilustración y la escenografía.

Gran parte de sus aprendizajes los adquirido aventurandose directamente sobre la práctica, pues no recibió una formación académica profesional como muchos otros artistas. En 1947 obtiene una beca para viajar a Europa, aprovechando su estancia de dos años para nutrirse del arte y la cultura de España y de Francia, teniendo la oportunidad de laborar como estenógrafo de óperas y ballets.

De regreso en México comienza a trabajar como ilustrador de libros, trabajando con escritores extranjeros y mexicanos, entre los que destacan Juan José Arreola y Juan Rulfo. Es en este periodo de creación donde se define su estilo pictórico muy personal caracterizado por pinceladas delicadas y muy limpias, un minucioso estudio de composiciones complejas, formas estilizadas y una perfecta armonización del color que se vería reflejado en su interpretación personal del mundo, donde hay una clara intención por aludir a su influencia prehispánica inspirada en su basta colección de objetos de cerámica precolombina de la región, haciendo una labor de rescate del patrimonio cultural de Colima.

Fue a partir de la creación de una serie de imágenes llamadas ángeles prehispánicos e ilustraciones de la celebración de la navidad en México a partir de la influencia de la cultura española para llegar al folklor e identidad mexicanos, lo que le otorgo el reconocimiento internacional al ser premiadas por la Unicef y en consecuencia le hicieron merecedor de importantes reconocimientos.

En 1958 la Unicef junto con la NEW YORK GRAPHIC SOCIETY, solicitan a Alejandro estas ilustraciones que incluían la serie Ángeles de este mundo, para distribuirlas internacionalmente a partir de una edición de tarjetas navideñas que se vendieron en tan solo un año. Al ver el éxito de sus obras, Alejandro decide regalarle a la Unicef una edición más de cuadros, con lo que se llegaron a recaudar cerca de 8 millones de dólares para beneficio de la Unicef.

El mismo pensaba que la mejor manera de conocer el mundo sin gastar tanto dinero era a través de las tarjetas postales, con las que alimenta la idea de la identidad mexicana a partir de su flora, fauna y trajes típicos en relación a una celebración internacional.

Su obra incluye también la representación de niños de otras culturas del mundo utilizando siempre de personajes infantilizados que resaltan la inocencia predominante en sus expresiones, pues Rangel prefiere evocar a los años de la edad dorada de su niñez y la de los niños de su región de pantalones cortos y vestidos florales inmersos en una infancia de ilusión y fantasía.

En 1993 obtuvo el premio de Artes y Humanidades. Su faceta de diseñador la desarrolló cuando fundó la Escuela de Artesanías de Comala en 1971, con el objetivo de capacitar artesanos de la localidad. Tras su muerte en el año 2000, la Universidad de Colima adquirió la antigua hacienda azucarera que fue su casa en el poblado de Nogueras, convirtiéndola en el Museo Universitario Alejandro Rangel Hidalgo, así su legado de diseño y color fortalece las raíces de la cultura de Colima y de México para el mundo.

A continuación, una muestra de algunas de estas tarjetas.


Ángeles mexicanos.

Navidad.


Niñas de Colima.

Ángeles de la paz, 1962.


Ángel mexicano, 1958.


Niño Dios nacido en Colima, 1953.


Baltasar el rey mago, 1973.


Ángel de España, 1958.


Ángel de Japón, 1958.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page