top of page

Arte y mitología. La caja de Pandora. Por: Minette Argüello


Pandora, Charles Edward Perugini, óleo sobre lienzo, entre siglos XIX Y XX.


Los mitos griegos han sido una importante referencia para los artistas en la creación de obras de contenido simbólico que recrean virtudes o desvirtudes de la condición humana. En este caso se hablará de un mito que resalta la insoportable inquietud e incertidumbre que genera la curiosidad de conocer algo.

El mito de la caja de Pandora nos remonta a un titán llamado Prometeo quien entregó a los hombres el regalo del fuego. El dios Zeus estaba furioso con el titán por no haber pedido su permiso primero y con los humanos por aceptar el regalo, por lo que ideó un plan para castigar a todos.

Le ordenó a Hefesto que creara una mujer hermosa a quien llamó Pandora y le serian dotados una serie de dones que le harían encantadora. Afrodita le imprimió el don de la belleza, Hermes le dio astucia, Atenea le enseñó diversas artes y Hera le hizo el regalo que cambiaría la historia de los hombres por siempre: la curiosidad. Luego, Zeus ordenó a Hermes llevar a la hermosa mujer a la Tierra.

Antes de emprender su camino a la Tierra, Zeus obsequió a Pandora una caja de oro con incrustaciones de piedras preciosas atada con cuerdas doradas y le advirtió que bajo ninguna circunstancia debía abrirla.

Hermes guio a Pandora desde el Monte Olimpo y se la presentó al hermano de Prometeo, Epimeteo. Los dos se casaron y vivieron felices, pero Pandora no podía olvidar la caja prohibida. Todo el día pensaba en lo que podía haber adentro. Anhelaba abrir la caja, pero siempre volvía a atar los cordones dorados y devolvía la caja a su estante.

Sin embargo, la curiosidad de Pandora se apoderó de ella; tomó la caja y tiró de los cordones desatando los nudos. Para su sorpresa, cuando levantó la pesada tapa, un enjambre de adversidades estalló desde la caja: la enfermedad, la envidia, la vanidad, el engaño y otros males volaron fuera de la caja en forma de polillas. Pero al cerrar la caja solo logro contener dentro a una que sería la Esperanza

Pandora se sentía terrible por haber liberado el dolor y sufrimiento en el mundo, por lo que se había comprometido a ofrecer la posibilidad de que constasen con la esperanza a todos los hombres del mundo, pues es la esperanza lo que permite a la humanidad seguir adelante a pesar de las adversidades.

Cuando amenazamos con abrir la caja de Pandora nos referimos a tomar una decisión que detonara múltiples conflictos. Diversas posturas de pensamiento nos aportan herramientas necesarias para mantener la calma y estabilidad para poder sobrellevar las diversas adversidades a las que nos enfrentamos día a día.

A continuación, una selección de obras de distintos artistas que ilustran el mito.


Pandora, John William Waterhouse, óleo sobre lienzo, 1896.


Pandora, Dante Gabriel Rossetti, óleo sobre lienzo, 1871.


Pandora, William Adolphe Bouguereau, óleo sobre lienzo, s. XIX.


Psique abriendo la caja de Pandora, John William Waterhouse, óleo sobre lienzo, s. XIX.


Encuentro. Remedios Varo, óleo sobre tela, 1959.


Pandora abriendo la caja, Walter Crane, ilustración, entre siglos XIX y XX.


Pandora abre la caja liberando todos los males del mundo, James Guillray, 1809.


Pandora en una cerámica.

12 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page