top of page

Body World. El lado artístico de la medicina. Por: Minette Argüello


Imágenes tomadas de Pinterest


Desde la antigüedad ha surgido la necesidad de salvaguardar de la descomposición a los restos sin vida de seres queridos o personajes político/religiosos importantes con la intención de inmortalizar al personaje manteniendo su cuerpo lo más incorrupto posible utilizando diversas técnicas del tratamiento de los tejidos orgánicos para lograr esta preservación.

Las prácticas de momificación y embalsamamiento fueron las pioneras en poner a prueba la conservación de cadáveres. Los cuerpos momificados que nos son exhibidos en los museos, aportan información científica importante sobre el tiempo y la sociedad en la que vivieron, su estatus social, sus creencias religiosas y en los casos mejor conservados revelan la identidad de la persona al ver un rostro en buen estado y las posibles causas de muerte.

Con el paso del tiempo se fueron perfeccionando los métodos de preservación de cuerpos con una finalidad más dirigida hacia el estudio de diversos organismos, hasta establecerse formalmente por científicos y anatomistas el término “Técnicas anatómicas", ante la necesidad de conocer métodos con resultados más realistas y duraderos para el estudio de las estructuras de especímenes. Los cuerpos de animales eran los más comunes de utilizar para experimentar con las técnicas de preservación como lo fueron la técnica de la taxidermia que solo permitía conservar la piel y estructuras externas que vestirían a un maniquí con la forma del animal, el recubrimiento de tejidos con parafina o la conservación en ciertos químicos como los tanques con formol que permitirían la preservación de los tejidos blandos.

Fue hasta el año de 1977 que el médico y científico alemán Gunther Von Hagens desarrolla una de las técnicas de preservación con los resultados más realistas para la conservación de cuerpos “La plastinación”, que es una técnica que comprende una serie de procesos en los que los fluidos propios de los organismos y las grasas son sustituidos por un polímero que endurece los tejidos lentamente bajo condiciones de vacío, conservando completamente la integridad de las cualidades del espécimen. Su primera plastinación de un cuerpo humano se realizó en 1990 provocando gran asombro y polémica.

La parte artística del trabajo del doctor Hagens radica desde sus años de estudios en materiales para perfeccionar una técnica que proporcione un efecto realista y duradero, que al ser dominada pasa a la parte creativa una vez preparado el cuerpo, ya que la intención no es solo exponer un tétrico cadáver con las entrañas expuestas como objeto de estudio, sino que estéticamente luzca interesante para que el espectador tenga una experiencia más sutil sobre la muerte por medio de bellas poses que evocan al dinamismo y actividades de una persona viva. Su proceso creativo conservatorio es tan minucioso que un cuerpo demora aproximadamente un año en estar listo para exhibición.

Aunque la Intención de su trabajo es pedagógica mostrando el interior de nuestro cuerpo, sus piezas elevan a la anatomía como un objeto de contemplación estética. Los espectadores generan un dialogo visual con el personaje y una inquietud de estar frente una persona que tuvo vida y conciencia tratando de pensar en quien fue esa persona que donó su cuerpo como promoción estética de la muerte y adquirir un carácter de inmortalidad al ser sometida a este proceso.

Para los cánones estéticos del arte contemporáneo, podríamos estar hablando de esculturas realizadas con el material más inquietante al tratarse de cadáveres humanos. Aunque la importancia de los cuerpos plastinados constituyen un aporte al arte y a la medicina sensibilizando a los espectadores sobre el cuerpo humano como una máquina perfecta y la importancia de cuidarlo, lejos de la connotación lúgubre y morbosa de ver un cadáver. Un ejemplo similar se aprecia en el trabajo del artista Damien Hisrt con sus animales en tanques de formol, llevado organismos de la contemplación para aprendizaje de biología a la contemplación artística.

Esta representación de cuerpos en poses tan bellas que los elevan a una obra de arte. Las piezas han tenido tan buena respuesta que han sido visitadas por millones de espectadores en distintas exposiciones en varios países incluido México.


A continuación algunos de sus trabajos tanto en humanos como animales.


Imágenes tomadas de Pinterest.

13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page