top of page

El arte absurdo de Michael Cheval. Por: Minette Argüello


Canción de cuna para insomnes.


Absurdo es el término que mejor describe a la obra del artista Michael Cheval, quien lo define como: el lado inverso de la realidad, el reverso de la lógica. No surge de los sueños surrealistas o de la actividad subconsciente, sino que lo absurdo es un juego de la imaginación, donde todos los vínculos están cuidadosamente escogidos para construir un guion literario.

Michael Cheval es un artista contemporáneo especialista en pinturas absurdas. Nació en 1966 en Kotelnikovo, un pequeño pueblo en el sur de Rusia, Cheval ha desarrollado su pasión por el arte desde la niñez. Su abuelo, un artista profesional y escultor, fue quizás quien trasmitió a Michael el amor por el dibujo, de tal forma que a la edad de tres años Cheval ya podía dibujar complejas composiciones mostrando sus fantasías e impresiones.

Cuando su familia se mudó a Alemania en 1980, la cultura de la Europa occidental produjo una fuerte impresión en el joven artista. Después de graduarse de la escuela y servir en un ejército soviético, Michael se mudó a Nebit-Dag, una ciudad de Turkmenistán en el medio de Kara-Kum, cerca de la frontera con Irán. Absorbió la filosofía oriental y comenzó a trabajar como artista profesional independiente, dando forma a su estilo surrealista. Michael colaboró con varios teatros y casas editoriales en Nebit-Dag y Ashgabad.

En 1992, se graduó de la escuela de Bellas Artes de Ashgabad. En 1990, Michael tuvo su primera exposición individual en el Museo Nacional de Turkmenistán de Bellas Artes. Este fue un evento significativo para el artista de 24 años de edad, que mostró gran aprecio de la comunidad de artistas de la república. En 1994, Michael se trasladó a Moscú en Rusia, y trabajó como artista independiente y como ilustrador para varias editoriales, incluyendo el famoso libro de la editorial Planeta.

Con su decisión de emigrar en 1997 a EE.UU. comenzó una nueva época para el artista. Regresó a la cultura occidental que en gran medida lo inspiró en su juventud, pero ahora se trajo a su propia experiencia, su filosofía y visión. En 1998, se convirtió en miembro del prestigioso Club de Nueva York Nacional de las Artes, donde en 2000 fue distinguido con el Premio del Comité de Exposiciones en la exposición anual del club. Cheval expone con regularidad en varias galerías de Nueva York y Europa y es miembro destacado de la Society for Art of Imaginación (Londres, UK).

Cualquiera de sus pinturas es un viaje a la ilusión. Su obra es a menudo metafórica y requiere de un ojo agudo para descifrar las alusiones frecuentemente ocultas.

Interpretar lo imposible, le ha convertido en uno de los principales artistas contemporáneos especializado en pinturas surrealistas, dibujos y retratos absurdos.

Lo Absurdo: es un sentimiento, una sensación que no se puede tocar. Su presencia dentro de nosotros es tan necesaria como el amor, la ironía y la compasión (Michael Cheval).

A continuación, una selección de trabajos del artista.

Canción de cuna para Magritte.


Susurro de explosión.


Equilibrio en absoluta distinción.


Ramo de metáforas.


Pantomima en solitario.


Juramento de coexistencia.


El arte de la diplomacia II.


Lección mágica IV.


Matrix.



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page