top of page

Fotografía documental, el arte de retratar realidades. Por: Minette Argüello


Pescadores con Zanco en Sri Lanka, fotografía de Steve McCurry.


La fotografía es una tecnología muy presente en nuestra cotidianeidad al convertirse en una necesidad comunicativa. Todos queremos tomar fotografías que tengan alguna significancia para los demás, aprovechando la generosidad de recursos técnicos que nos ofrece la fotografía moderna, abriéndose así un amplio abanico de posibilidades para el aprovechamiento creativo de las imágenes, por lo que el arte de la fotografía se ha diversificado en distintos géneros que atienden a diversos propósitos tanto del fotógrafo como de los espectadores.

Dentro de estos géneros vale la pena definir y profundizar en uno de los géneros que se ha servido de gran apoyo para alimentar el contenido de diversas investigaciones documentales, generando una gran competitividad entre los fotógrafos inmersos en este género. “La fotografía documental” es un género fotográfico que retrata una realidad de acontecimientos y circunstancias sobre un tema abordado desde la exploración personal del fotógrafo, con la particularidad de que la imagen tiene una carga emotiva que invita a la reflexión, concientización y critica por parte de los espectadores, elevando a la imagen más allá de su función informativa.

La fotografía documental atiende principalmente a propósitos sociales, culturales y científicos, siendo los temas sociales los más comunes al permear en la intimidad de la vida de diversas poblaciones para despertar a través de su cotidianidad una pasión en el fotógrafo por narrar historias de interés para el mundo, buscando salir de los convencionalismos con los que se abordan comúnmente ciertos temas. Este tipo de fotografía invita al espectador a hacerse preguntas, que son respondidas por imágenes llenas de significado y que hablan por sí mismas, así que no suelen necesitar mayores explicaciones.

La realidad es retratada a un ritmo más lento, pues, aunque estas imágenes sean testimonio de la realidad de su momento, es el tiempo el que va proporcionando a las fotografías un valor distinto al convertirlas en antecedentes de momentos que se convierten en historia (documentar el presente para dar cuenta del paso del tiempo).

Realizar fotografía documental implica estar alerta en todo momento para captar la espontaneidad de escenas que pueden construir una buena historia, requiere también de una minuciosa investigación para responder a las preguntas relacionadas con el contenido que se quiere mostrar en función de los resultados que se desean obtener, así como el desarrollo de habilidades sociales que generen un vínculo de confianza entre el fotógrafo y los personajes retratados para que ellos otorguen su consentimiento para ser fotografiados, además de trabajar a discreción y ser lo menos intrusivo para no generar desconfianza y perder la oportunidad de una imagen en su forma más pura.

La objetividad y la ética son principios fundamentales en este tipo de fotografía, pues se trata de no alterar ni intervenir en la realidad, simplemente ser testigo de ella, por ello hay límites en cuanto a edición fotográfica. La fotografía documental tiene que ver con la honestidad por encima de todo, lo que significa ser sincero con la escena frente a ti y el momento que estás capturando, si diriges cualquier aspecto de la foto entonces ya no es una fotografía documental al perder esa naturalidad y espontaneidad de la escena.

Este género suele ser muy confundido con el fotoperiodismo, aunque la diferencia radica en la inmediatez de una historia, pues el fotoperiodismo tiene el objetivo de informar a través de imágenes sobre acontecimientos recientes o novedosos, describiendo a detalle sobre una noticia, encasillando el tema a un contexto más editorial con el que la noticia adquiere una caducidad al ser desvanecida por un nuevo acontecimiento.

El género de la fotografía documental requiere un conjunto de habilidades y recursos que van mucho más allá de simplemente apuntar la cámara y disparar, pues además del dominio de técnico sobre la cámara fotográfica, se cuida mucho el contenido para no limitarlo solo a los hechos, pues no se limita solo a informar, si no a generar conciencia y emociones que fomenten un juicio crítico entre los espectadores y una reivindicación social.

El tema solo puede comprenderse con claridad al apreciar los trabajos de reconocidos fotógrafos en el arte de la fotografía documental.


Fotografía de la serie Los inconformistas de Martin Parr.

La icónica fotografía de la muchacha afgana que elevo el reconocimiento del fotógrafo Steve McCurry.

Fotografía de la serie el éxodo del fotógrafo Sebastián Salgado, donde documenta los movimientos migratorios en varios países.

Fotografía de la serie el éxodo del fotógrafo Sebastián Salgado, donde documenta los movimientos migratorios en varios países.

Fotografía de la serie fotográfica llamada Subway, realizada en el metro de Nueva York por el fotógrafo Bruce Davidson.

Robert Capa, el fotógrafo de las guerras. Esta imagen fue tomada durante la guerra árabe-israelí en 1950.

Fotografía de la serie “La historia de Flavio” por el fotógrafo Gordon Parks, que documenta la historia de un joven asmático brasileño en una favela, con lo que consiguió atención médica para el joven.

La contaminación en los ríos de Guangdong, fotografía por Lu Guang.

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page