top of page

La apropiación en el arte. ¿Imitación o innovación? Por: Minette Argüello


El nacimiento de venus por along72


La copia o imitación son mecanismos que biológicamente han formado parte del comportamiento de las especies a lo largo de la historia de la evolución. Una estrategia muy evidente tratándose de alimentación, protección y reproducción. Abordando el tema desde un enfoque psicosocial en los humanos, la imitación se vuelve un comportamiento fundamental para la comunicación cuando imitamos los gestos, patrones del habla, o actitudes de otra persona de una manera consciente o inconsciente para permear en nuestro entorno.

Casi todo lo que creamos está basado en una fuente de conocimiento previo, pero son las pequeñas variaciones añadidas a lo que se está imitando, las que permiten una evolución en la manera de concebir una idea para mejorarla. Después de todo todos aprendemos imitando.

Si contextualizamos el tema de la copia y la imitación al arte, podemos darnos cuenta que todo artista desarrolla sus conocimientos, aprendizajes y práctica partiendo de la imitación de lo que aportaron varias generaciones de precursores. Claramente lo apreciamos en el caso de los artistas plásticos quienes usualmente copian las obras de grandes maestros para comprender mejor la técnica y más adelante desarrollar un estilo personal. Ejemplo muy interesante de ello lo apreciamos en Olympia del pintor del impresionismo Edouard Manet que alude a La venus de Urbino del renacentista Tiziano. Ambas extraordinarias obras de arte donde se aprecia una escena y composición muy similares, pero con variaciones que hicieron que Manet creara una obra nueva transformando su significado.

Venus de Urbino, Tiziano.

Olympia, Edouard Manet.


Es por esta necesidad de utilizar referencias para copiar e imitar en el arte, que se gesta el termino de “Apropiacionismo” para dar nombre a un movimiento artístico en el que la obra es elaborada utilizando elementos de otras obras ya realizadas. Como lo dice su nombre, este movimiento viene del concepto “Apropiación”, pues al analizar una obra de cualquier disciplina es común identificar a los autores o estilos que sirvieron a quienes se buscó imitar. Esto es algo antiquísimo, pues desde la edad media una pieza musical era copiada de lugar en lugar con ligeras variantes para decir que la obra es suya. Se puede pensar que más que apropiación se está realizando una traducción a la contemporaneidad.

El hecho de que este movimiento se base en tomar prestados elementos de otras obras de otros autores crea la polémica de plagio que deteriora su reconocimiento artístico pues con las corrientes artísticas de la posmodernidad se evidencio muy notoriamente la intención de imitar o copiar la obra de otro artista y ofrecerla como nueva obra de arte, utilizándola ya no solo como referencia. Esto genero un debate que aún está abierto ya que hay mucha controversia con respecto a los derechos de autor y el copyright, generando discrepancias sobre a quien atribuirle la originalidad de la obra, pues podría tratarse de la copia de la misma pieza, solo que se agregó algún detalle para dotarla quizá de sentido del humor como en el caso de la mona Lisa de Marcel Duchamp.


Un ejemplo muy positivo de apropiacionismo lo encontramos en la obra Evolución nocturna del artista NFT Pablo Hafid en donde realiza una animación basada en la escultura Fuerza equina del maestro Francisco Romero, donde una obra no compite con la otra, pues la obra original fue transformada para llevarla a la contemporaneidad por medio de las nuevas técnicas de producción artística a partir de medios digitales, por lo que ahora existe una nueva obra dotada con el estilo propio de otro artista y cumpliendo con su función comunicativa, sirviendo como testimonio de que retomar una obra aprovechando las ventajas de creación de su tiempo, es un excelente ejercicio que conduce a que la sociedad pueda avanzar.

Fuerza equina, Francisco Romero Ruiz.


Fragmento de la animación Evolución nocturna de Pablo Hafid.


Actualmente, existen las licencias conocidas como Creative Commons que favorecen el uso del copyright de la obra en cuanto a el reconocimiento de la autoría, limitación de usos comerciales, autorización para la creación de obras derivadas y compartir igual según sean los intereses del artista. Sin embargo, el autor de la obra sigue teniendo pleno derecho intelectual sobre ella por el simple hecho de haber sido su creador.

A continuación, una selección de obras que ilustran el uso del apropiacionismo.


Self-Portrait – After Audrey Hepburn 1 de Yasumasa Morimura


Zhang Hongtu, Last Banquet (1989)


Las meninas de Velázquez por Pablo Picasso.


El grito (después de Munch) 1983-1984 Andy Warhol


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page