top of page

La importancia de estimular la creatividad en los niños


Uno de los principales objetivos de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas, no solamente repetir lo que han hecho otras generaciones; es decir fomentar la formación de personas creativas, inventivas y descubridoras. Un segundo objetivo de la educación es formar mentes capaces de emitir juicios críticos, que puedan verificar antes de aceptar todo lo que se les ofrezca como verdad.

La producción creativa se manifiesta a medida que el individuo se interesa y adentra cada vez más en las actividades que realiza, expresándose a través de su experiencia por medio de la estimulación que el ambiente natural y social le proporcionan.

Favorecer el desarrollo creador de un niño implica motivarlo cognitiva y emocional mente a la flexibilidad de pensamiento, la fluidez, la originalidad, la independencia, la critica y la auto critica. Al crear se ponen en juego tales habilidades cognitivas de análisis, de selección, de asociación y de síntesis, así como las experiencias y conocimientos del niño, dando como resultado la creación de un producto nuevo que ha adquirido vida por la voluntad del niño.

Fortalecer la creatividad de un niño a través de experiencias estéticas se favorece cultivando y promoviendo su desarrollo perceptivo a partir del conocimiento del espacio, la forma, el color, la textura, el sonido, las sensaciones motrices y experiencias visuales, incluyendo toda variedad de estímulos para la expresión, dentro de estos estímulos quiero resaltar las inducciones a través de juegos, cuentos, el canto, la danza, la música, el dibujo, etcétera, que ayudan a exteriorizar la manera en que el niño percibe su entorno.

Cuando el niño se relaciona con el arte comprende que no solo es una practica o un producto, si no que las manifestaciones artísticas son una manera particular de mirar, sentir e interpretar el mudo, una manera en que el niño se siente parte de esa existencia que ha decidido adoptar, puesto que la vida se encuentra en constantes cambio y somos nosotros quienes debemos adaptarnos a ella y no ella a nosotros, así que la influencia de la sociedad llega a deformar la creatividad, ya que muchas veces nos dejamos influenciar perdiendo así nuestra autonomía.

Promover el desarrollo de una imagen positiva en los niños alienta su confianza en sus propios medios de expresión, estimulando su capacidad inventiva, mejorando su capacidad creadora, el niño descubrirá a lo largo de su crecimiento su potencial de creación. El niño generara su propio alfabeto visual personal desarrollando una estética particular a partir de formas y símbolos.

El dibujo dentro del salón de clases debe ser considerado como un elemento que no debe faltar en su educación infantil, desde que el garabato se produce a una temprana edad, comienza el desarrollo de su creatividad la cual interviene notablemente en el desarrollo de posibilidades comunicativas y expresivas que son una necesidad para el niño.

Complementar a los niños con actividades artísticas desde edades tempranas les ayuda a canalizar la complejidad de su aparato psíquico (la mente), de una manera constructiva y exteriorizar su inteligencia emocional de una manera más libre.


Por: Minette Argüello.

Imagen de portada cortesía del Taller Infantil de Artes Plásticas de la UNAM.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page
UA-137785514-2