top of page

Paisajes que seducen: El paisajismo aún permanece vivo. Por Minette Argüello


Nuestro lugar especial de encuentro, Evgeny Lushpin, óleo sobre lienzo, 2014.


El arte del paisajismo es un tema que aún sigue aportando mucho al mundo de la plástica contemporánea. La llegada del impresionismo renovó la manera en la que se concibe la aplicación de la luz en la pintura, siendo un gran impulso a la creatividad de las siguientes generaciones de creadores. El arte no se detiene nunca y muestra de ello es la forma en la que el artista Evgeny Lushpin se apropia de la representación del manejo de la luz en sus obras realistas que recrean paisajes de grandes ciudades.

Evgeny Lushpin es un pintor ruso nacido en Moscú en 1966 y tuvo la oportunidad de desarrollar sus estudios profesionales en la universidad estatal de artes de Moscú. Lo trascendental de su trabajo recae en su devoción por el tema del paisaje al convertirlo en una poesía visual a través de escenas románticas en las que el factor más importante es la aplicación de la luz para captar la atención del espectador. Es tal su destreza sobre este recurso, que logra que sus ciudades iluminadas encuentren un punto de comunión entre una mirada realista, romántica y fantasiosa.

Su producción de obra es un viaje interminable a través de los canales que atraviesan poblados antiguos y acogedores, así como las largas avenidas de las ciudades mundialmente famosas, destacando particular mente sus imágenes en las que se puede apreciar lo que acontece dentro de algún lugar en particular como una terraza. Aunque su objetivo principal no recae solo en representar la arquitectura y los detalles de la misma, sino también generar una atmosfera embriagante a través de la distribución de luz en la imagen, para contemplar e imaginar las escenas que a simple vista resulta difícil de contemplar.

Además de las grandes capitales, Lushpin tiene una inclinación por pintar pueblos europeos en contraste con ciudades bulliciosas de Estados Unidos, permitiéndonos en sus pinturas viajar por los canales tranquilos de la vieja Europa, pero también por los edificios y avenidas más emblemáticas de ciudades como Nueva York.

Es tan admirable el nivel de detalle en sus trabajos, que su obra invita a perderse en la contemplación de estos detalles que dotan a la obra de una sensación hipnótica, invitándonos a viajar a través de cada cuadro dejando volar la imaginación por medio de historias personales o fantásticas que mentalmente podemos construir en la escena.

Su trabajo ha tenido tal agrado y aceptación que le ha llevado a ser considerado como uno de los mejores pintores rusos de la era moderna.

Sabes que estas apreciando una buena pintura cuando su ambiente te hace sentir en el mundo real.

A continuación, una recopilación de algunas de sus obras.

Momento dorado, óleo sobre lienzo, 2013.

Paraíso del teleférico, óleo sobre lienzo, 2013.

Encuéntrame en el café, óleo sobre lienzo, 2021.

El ultimo rayo, óleo sobre lienzo, 2012.

¿Recuerdas cómo nos conocimos? Óleo sobre lienzo, 2018.

El amor está en el aire, óleo sobre lienzo, 2018.

Escondite en la azotea, óleo sobre lienzo, 2016.

¿Te acuerdas? Óleo sobre lienzo, 2015.

Sueño para dos, óleo sobre lienzo, 2014.



11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page