top of page

Quedar discapacitado con un solo brazo no obstaculizo a este prodigioso artista Por Minette Argüello


Malgré tout, Jesús F. Contreras, mármol, 1898, obra de la colección de la gliptoteca del MUNAL.


Cómo pasear por reforma sin voltear a mirar el conjunto escultórico de personajes notables de la historia de México, obras labradas por distinguidos maestros escultores, entre ellos el maestro Jesús F. Contreras, uno de los exponentes de la escultura mexicana más destacados a finales del S. XIX.

Jesús Fructuoso Contreras, es un impresionante escultor nacido el 20 de enero de 1866 en el estado de Aguascalientes, desde muy temprana edad mostro inquietud por el quehacer artístico, tanto así que ingreso como aprendiz en el taller del escultor Miguel Noreña, con lo que a sus doce años era ya considerado un notable litógrafo (grabador de piedra). Para esos años era muy común hacer difusión de las grandes obras de arte por medio de grabados, por lo que muchos artistas incursionaron en la litografía.

Para comenzar a crecer como artista, era necesario trasladarse a la ciudad de México, para recibir una instrucción más profesional en las destacadas escuelas de arte, por lo que en 1880 se instala en la ciudad para poder ingresar a la Escuela Nacional de Bellas Artes donde demostró su pericia artística, para después convertirse a sus 21 años en acreedor para una beca para estudiar en Paris, ciudad de gran significancia en su vida como artista, pues laboro como obrero en los talleres de fundición de bronce y tallado en piedra.

A su regreso a México establece la Fundición Artistica mexicana por el año de 1892. El país necesitaba obras de arte que magnificaran la significancia de la identidad mexicana, sobre todo, obras que glorificaran a México como nación independiente, por lo que en su taller se gestan 18 de las estatuas que coronan al Paseo de la Reforma en la ciudad de México.

Para 1898 comienza con la creación de una de las obras de arte que lo catapultaría al éxito internacional, obra que le fue comisionada para representar A México en la exposición universal de Paris de 1900. La escultura “Malgré tout” (a pesar de todo), fue una pieza tan inquietante al mostrar el sometimiento de una mujer que levanta la cara en señal de libertad, tuvo tanto impacto que le hizo ganar el primer premio de la exposición, la cruz de la legión de honor y una significativa felicitación del importante escultor francés Auguste Rodin. De hecho, existe un rumor que dice que la pieza fue creada con una sola mano, al haber sufrido la amputación del brazo derecho por un cáncer mal atendido, aunque algunos biógrafos dicen que la realizo antes de este suceso.

A esté éxito le sucedieron importantes cargos académicos y públicos en el sector artístico de la ciudad de México, así como importantes comisiones de obra para la ciudad y otros estados.

Volviendo al tema de la tragedia por la pérdida de su brazo derecho, es impresionante que esta perdida no apagara el espíritu creativo del escultor quien siguió creando obra con un solo brazo, conservando esa emotividad que inundaba a sus obras, así como el cuidado de los detalles.

El gobierno porfirista le apoyo bastante como artista, a pesar de la nueva discapacidad a la que se enfrentaba, estaba en una etapa joven de su proceso creativo, por lo que pudo haber seguido explotando ese potencial y legarnos más de lo que se esperaba de él. Desafortunadamente no fue así, pues murió a la temprana edad de 36 años en la ciudad de México, un 13 de julio de 1902.

Aun así, su importante legado es digno de admirar por el pueblo mexicano y tan importante es su obra que el Museo Nacional de Arte resguarda joyas escultóricas de este artista en su gliptoteca.

A continuación, un recorrido por algunos de sus célebres trabajos.


Fotografía de Jesús F. Contreras.


L'èveil, Jesús F Contreras, mármol blanco, 1900


Desnudo, Jesús F. Contreras, terracota, 1900.


Almas blancas, Jesús F. Contreras, mármol, 1900. Obra atribuida después de perder su brazo.


Altorrelieves para el palacio Azteca, Jesús F, Contreras, fundición en bronce.


Monumento a Fray Servando por Jesús F. Contreras.


Monumento al general Ignacio Zaragoza, por Jesús F. Contreras.


Monumento a Manuel Acuña por Jesús F. Contreras.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page