top of page

Arte efímero “Obras que se disfrutan brevemente” Por: Minette Argüello


Instalación de figuras de hielo por la artista brasileña Néle Azevedo, 1000 hombres derritiéndose para crear conciencia del cambio climático. Berlín 2012.


Durante mucho tiempo, el concepto de belleza estuvo vinculado a la permanencia y a la inmutabilidad, por lo que todo aquello que fuera cambiante o pasajero difícilmente podía ser contemplado como arte.

El arte contemporáneo como, en sus diversas tendencias, fue “descodificando” las obras artísticas, apartándose de los cánones tradicionales y decidiendo alejarse de la belleza clásica. Así, el arte ya no se enfocaba en representar solo la realidad, sino que pasaba a ser una externalización del mundo interior, de lo sensorial y del constante cambio. Es en este contexto de apertura y de tendencias disruptivas, cuando el arte efímero va tomando su forma.

El arte efímero es una expresión estética de duración temporal, concebida bajo un concepto de fugacidad en el tiempo, de no permanencia como objeto artístico material y conservable. Por su carácter perecedero y transitorio, el arte efímero no deja una obra perdurable ya que solo puede disfrutarse durante un lapso de tiempo y lo único que queda de el es el registro fotográfico para recordar.

Al realizarse con materiales no permanentes, le otorga al espectador un sentido de privilegio que supone poder percibir, aunque sea brevemente, una pieza que pronto dejará de existir.

Existe un segundo significado con el que suele identificarse el arte efímero. Esta se refiere a las piezas artísticas que usan aspectos ambientales o elementos naturales. El propósito en este caso es fomentar la conciencia de la relación humana con la naturaleza.

El arte efímero actual desempeña un papel mediador y motor de la comunicación, ya que el artista a través de su creación transmite no solo emociones, sino también mensajes, y nos hace reflexionar sobre nuestra existencia, los problemas sociales o la vida en general de nuestra contemporaneidad.

Los recursos que el arte efímero ha utilizado, se han extendido desde la intención de la actuación a través del performance, la corporalidad por medio del body art, el uso de tecnologías, la intervención de espacios y cualquier pretexto que nos ofrezca una experiencia estética sobre la transitoriedad de la vida.

Esencialmente, el arte efímero acentúa la manera en que experimentamos obras de arte de cualquier índole, destacando un aspecto en particular. Cuando observamos algo que es objeto de nuestra admiración o que consideramos bello o profundo, el impacto sucede primero en el presente, para luego permanecer en la memoria y ser intensificado a través de la contemplación.

A continuación, una serie de obras que ilustran diversas maneras en las que se manifiesta el arte efímero.


Liberación de 1001 globos azules, instalación aerostática de Ives Klein.


Body art del equipo living brush.


Performance del abrazo, una mirada a tu interior, dirigido por Germaín Alonso.


Ilustración con rodajas de manzana por Edgar Artist.


Arte digital del museo del Digital Art Museum en Tokio.


Instalación con globos blancos por Charles Pétillon.


Escultura en hielo “Voy a compartir con ustedes”, por Helena Rismondo de Eslovenia.


Dibujo sobre arena por Jon Foreman.


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page